#

4/noviembre/2011

España se mantiene a la vanguardia internacional del sector eólico

España se posiciona como el cuarto productor de energía eólica del mundo, con una capacidad instalada de 21.150 megavatios durante el primer semestre del año

El sector eólico español cubre anualmente las necesidades de 10 millones de hogares, exporta una media de 1.100 millones de euros, genera más de 30.000 puestos de trabajo y evita la emisión de unos 23 millones de toneladas de CO2. La experiencia, el posicionamiento internacional de nuestras empresas y sus avances tecnológicos han generado una vez más que España sea uno de los países líderes a nivel mundial en el campo de la energía eólica y, según los últimos datos publicados por World Wind Energy Association (WWEA), nuestro país ha sido uno de los impulsores de la recuperación internacional del sector que se había visto mermada por la crisis durante el pasado ejercicio.

La capacidad eólica del planeta alcanzó los 215.000 MW a finales de junio, un 15% más que en el primer semestre de 2010, cuando sólo se sumaron 16.000 MW. Nuestro país es el cuarto productor mundial de energía eólica, por detrás de China, Estados Unidos y Alemania, con una capacidad instalada de 21.150 MW durante el primer semestre del año. Además, como objetivo, España quiere llegar a los 38.000 MW en 2020 que establecen las previsiones enviadas por el Gobierno a Bruselas en el PANER (Plan de Acción Nacional de Energías Renovables), con 35.000 MW de eólica terrestre y 3.000 MW de eólica marina.

Nuestra industria ha desarrollado una evolución espectacular gracias al desarrollo tecnológico y económico que ha permitido a nuestras empresas al acceder a los principales mercados internacionales de los cinco continentes. En el sector eólico español participa un total de 500 grupos, que disponen de 150 plantas de producción de turbinas eólicas y de maquinaria. Las compañías de nuestro país están a la vanguardia en la innovación de turbinas -que logran reducir su peso y aumentar su tamaño para generar más energía-, y entre los grupos empresariales nacionales que más energía eólica producen, destacan, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, firmas como Iberdrola, Acciona, Gamesa o Neo Energía (EDP Renovables).

Líder mundial en innovación

La industria eólica española es un referente mundial desde hace varios años gracias a las firmas que lideran los mercados internacionales. En este sentido, nuestro país computa más de 100 centros industriales asociados al sector, de los cuales 18 son fábricas de ensamblaje de aerogeneradores.

España destaca sobre sus competidores en el sector eólico por su tejido empresarial en todas las fases de la cadena de valor –desarrollo, instalación, generación y mantenimiento de parques eólicos– y tiene una clara orientación hacia el mercado global. La fabricación de aerogeneradores y las empresas de suministro de componentes, así como las empresas dedicadas a las actividades de operación y mantenimiento, que surgieron en paralelo al crecimiento la energía eólica, han potenciado el reconocimiento mundial de España como líder en este sector.

Paralelamente, nuestro país ha destacado por conquistar el mercado eólico estadounidense, donde alrededor de la cuarta parte de las instalaciones eólicas cuentan con presencia española. De hecho la compañía Iberdrola es la firma que más potencia ha instalado en Estados Unidos durante los últimos años, hasta controlar el 11% de la capacidad eólica total -posee en el país 4.805 MW de capacidad instalada-. La entidad invertirá en el mercado norteamericano entre este año y el próximo alrededor de 6.000 millones de dólares en proyectos de mejora de la calidad de suministro y construcción de nuevos parques eólicos. Simultáneamente, hace pocos días la compañía anunciaba que ha puesto en marcha el mayor proyecto renovable de su historia, en el que invertirá 20.000 millones de euros para construir a partir de 2015 un total de 7.200 MW de eólica marina en el Reino Unido. Además, en 2010, la compañía levantó 39 parques en ocho países que suman una potencia de 1.780 MW.

Por otro lado, Gamesa, líder tecnológico global en energía eólica, ha firmado un acuerdo de traspaso con el grupo eléctrico polaco PGE Energia Odnawialna de un parque eólico de 60 MW y en el que suministrará e instalará 30 aerogeneradores. Esta transacción refuerza la actividad de promoción y venta de parques de Gamesa en Europa del Este y, concretamente en Polonia, donde en la actualidad dispone de una cartera de parques eólicos, en diferentes fases de desarrollo –que alcanzan los 768 MW y de los que 108 MW están en fase de construcción-. En otros países de la región, como Rumanía y Bulgaria, la compañía gestiona una cartera que supera los 1.100 MW.

La producción eólica marina -denominada offshore- es otra de las claves para el avance internacional de la firma en los mercados internacionales. Por ello invertirá 150 millones de euros en nuevos productos destinados a esta tipo de energía hasta 2013. Para completar el plan, la firma se ha aliado con el grupo estadounidense Newport News Shipbuilding, con el que desarrollará el primer prototipo marino Gamesa G11X-5,0 MW, que se pondrá en funcionamiento en los entornos marinos de Estados Unidos.

El desarrollo tecnológico y los avances en infraestructuras han posicionado a España como un país líder en materia eólica mundial. Al mismo tiempo, según la Asociación Empresarial Eólica (AEE), durante 2010 nuestro país experimentó mayores índices de viento que su principal competidor. A pesar de que nuestro mercado eólico comenzó a desarrollarse más tarde, hay que sumarle que los costes de generación son menores y funcionan más horas en España que en Alemania.

España, a la conquista de los mares

En estos momentos nuestro país está trabajando en el desarrollo del mayor aerogenerador del mundo marino, que contará con 15 MW -el doble que el mayor de los actuales, situado en el parque eólico de Emden en Alemania-. En total 11 empresas y 22 centros de investigación españoles se han reunido para desarrollar el proyecto Azimut. Energía Eólica Offshore 2020 que pretende generar el conocimiento necesario para desarrollar el mayor aerogenerador marino del mundo, con tecnología cien por cien española.

El proyecto, coordinado por Gamesa y en el que participan Alstom Wind, ACCIONA Windpower, Iberdrola Renovables, Acciona Energía, Técnicas Reunidas, Ingeteam, Ingeciber, Imatia, Tecnitest Ingenieros y DIgSILENT Ibérica; está apoyado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia e Innovación y requerirá una inversión total de 25 millones de euros en los próximos cuatro años, cofinanciado por las compañías participantes.

Por otro lado, el pasado año la Universidad de Oviedo puso en marcha el proyecto SeAsturLAB, para crear el primer laboratorio eólico marino español, en el que se investiga las posibilidades de la energía offshore y que cuenta con una inversión de 100 millones de euros hasta 2020. Además, este laboratorio es único en el mundo y permitirá la explotación a gran escala del potencial de las costas españolas como fuente limpia de energía. 

Fuente: ICEX

sitemap

 

Compártelo